Técnica de fútbol y su filosofía

La filosofía del tecnicismo parte de la premisa del balón; que el juego consiste en manejarlo y superar las dificultades de la deportividad. Y su fruto es un futbolista excepcional, capaz de hacer cosas diabólicas con el balón. Pero no ha mejorado el juego. El juego es peor hoy que en 1925. En aquella época, los jugadores conocían su posición y su papel.
El equipo tenía una división del trabajo que se utilizaba en cada partido, por lo que todos jugaban con el mismo enfoque. Hoy en día, ningún jugador sabe cómo posicionarse y cada entrenador utiliza un enfoque diferente.
El perfeccionamiento técnico y la mejora física no han conducido a un mejor juego. Pero aunque no conocíamos la existencia y la naturaleza del juego en equipo, queríamos ganar partidos y la experiencia nos enseñó a ganarlos, a crear juego en equipo sin darnos cuenta. Hicimos lo mismo cuando quisimos entendernos: creamos un lenguaje sin darnos cuenta.
Estas y otras culturas son creaciones del genio colectivo que aparecen espontáneamente en los grupos humanos como regalos de los dioses. Pero en el fútbol, las culturas desaparecen y son sustituidas por otras nuevas, aunque a principios y finales de los años 50 todo el mundo se dio cuenta de que el fútbol era algo más que saber manejar un balón, y los directivos exigieron a sus entrenadores que enseñaran a sus jugadores algo más que eso.
Pero pedían peras para el olmo. Si el juego del fútbol requiere algo más que técnica, ¿Cómo podrían pedir ayuda a los entrenadores? Los entrenadores sólo podían enseñar lo que sabían e inventaron la filosofía de la técnica, que consiste en resolver las dificultades que se encuentran en el juego, pasando a veces por un periodo de mal juego como el que estamos atravesando ahora.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.